Recuerda todo gracias a los vídeos de boda y vídeos preboda

video boda videos preboda

Recuerda todo gracias a los vídeos de boda y vídeos preboda

Tradicionalmente la mayoría de parejas que contraían matrimonio apostaban por contratar a fotógrafos para que elaboraran álbumes de fotos del gran día, descartando por completo la utilización de cámaras para realizar vídeos de boda u optaban porque un familiar o un amigo fueran los encargados de registrar las imágenes de su gran día con una cámara convencional sin ninguna calidad.

Con el tiempo, esta tendencia ha cambiado y cada vez más son los prometidos que contratan a profesionales para que sean los encargados de realizar vídeos de boda y vídeos preboda, aunque todavía existen parejas que no apuestan por opción, lo que es un error. Y es que pese a que las fotografías pueden plasmar perfectamente momentos clave de nuestro enlace y puede presentar un gran abanico de efectos en las imágenes que hagan de una boda un auténtico espectáculo, nunca podrán igual al conjunto que ofrece un vídeo de boda, debido a que en él también quedarán registrados estos momentos que nunca se quieren olvidar, además de un completo seguimiento del enlace, con elementos de valor añadido como son el sonido y la música que todavía pueden aportar un mayor toque personal por parte de los protagonistas.

Y es que en un álbum fotográfico los recién casados pueden escoger la encuadernación y los lugares donde se realizan las fotografías, pero en un vídeo de boda pueden ser los verdaderos protagonistas, ya que pueden escoger qué música quieren que suene durante cada apartado de la grabación, qué sonidos en directo les gustaría más escuchar o incluso introducir efectos en las imágenes en forma de mensajes a través de los enlaces entre planos. Todo ventajas. Porque un vídeo de boda es y será el mejor recuerdo de nuestro gran día, porque en él imagen y sonido se funden para que no se escape ni el más mínimo detalle del gran enlace.

Con todo, como estas dos posibilidades no son para nada excluyentes entre sí, lo más recomendable es que los prometidos opten por contratar tanto el reportaje fotográfico como la grabación del vídeo de boda, debido a que cuantos más ojos y objetivos estén disponibles, mejores resultados se podrán obtener para conseguir dos documentos que siempre utilizaremos pese al paso de los años. Así mismo, otra de las tendencias actuales que está teniendo un gran éxito es la fusión entre fotografía y vídeo, a través de montajes de corta duración en la que las imágenes más importantes del enlace van apareciendo en la pantalla a través de una introducción de música representativa de la pareja y una serie de efectos de enlace entre fotografías.

 

Comments are closed.